CARIAMANGA LA OCTAVA MARAVILLA DEL MUNDO
fotos de Cariamanga de Ayer hoy y siempre
FOTOS ESCALADORES EN EL AHUACA
Curriculum vitae
ENLACES PARA SABER MÁS DE CARIAMANGA
aspectos geográficos
PREHISTORIA, HISTORIA Y SUCESOS EN CALVAS
lee lo que nos escriben
PROYECTO RESERVA ECOTURÍSTICA "EL AHUACA"
FIESTAS DE CALVAS 2005

Cariamanga y la Vizcacha del Ahuaca
CARIAMANGA EL PARAISO DENTRO DE ECUADOR
PREHISTORIA, HISTORIA Y SUCESOS EN CALVAS

Para empezar,vale resaltar los invalorables aportes hechos por el Prof. Gustavo Cabezas en su monografía del cantón Calvas en sus tomos I y II, por Fray José María Vargas con su obra Monografía de la Diócesis de Loja, por Pío Jaramillo Alvarado con su obra Historia de Loja y su Provincia, por el Instituto Francés de Estudios Andinos con los resultados de las prospecciones arqueológicas realizadas con el Banco Central del Ecuador en la Provincia de Loja en las zonas de Cariamanga, Gonzanamá y Catacocha, así como de los escritos dejados por Españoles que actuaron en la Conquista del Reino de Quito como Juan de Salinas de Loyola y cronistas como Cieza de León quien recorrió los territorios de la Presidencia del Reino de Quito para recabar información. No se puede desconocer el trabajo investigativo de Ivan Santín, Franco Vicente y Luis Briceño en su obra Monografía del cantón Calvas que ha servido de incentivo para realizar el presente trabajo. Es muy significativo el aporte investigativo de Hernán Gallardo Moscoso en su obra Fisonomía de Loja que para muchas personas son trabajos desconocidos por la falta de publicidad.

Es trascendental el aporte de los trabajos investigativos realizados por casi 20 años por el arqueólogo Jean Guffroy acompañado del arqueólogo ecuatoriano Francisco Valdez Actual funcionario del Patrimonio Nacional quienes sustentados en trabajos científicos han logrado determinar el origen de nuestros antepasados.

NUESTROS ANTEPASADOS

Son incontables los misterios del universo en especial del planeta Tierra que obligan al hombre investigar generación tras generación con la finalidad de aportar con nuevos descubrimientos.

Gracias a la ciencia se sabe ahora, con una relativa certeza, que la edad de la Tierra se formó hace aproximadamente unos 4600 millones de años, durante todo este tiempo la tierra a sufrido un a lenta evolución sufriendo permanentes cambios especialmente en la litosfera o superficie terrestre como consecuencia de cambios climatológicos, desplazamientos tectónicos y erupciones volcánicas Hace 136 a 64 millones de años se producen espectaculares y grandes cambios en la tierra, es el fin de la edad de los reptiles gigantes , el comienzo de la vida moderna, los dinosaurios y los amontes de extinguieron, pero aparecieron las primeras aves . Posteriormente en el intervalo de tiempo de 64 a 1.8 millones de años como resultado de los desplazamientos litosféricos acompañados de la actividad volcánica submarina y de la acción permanente de los agentes externos como el agua, vientos, rayos solares y precipitaciones se forman las placas continentales y luego la cadena montañosa de los Andes en América del Sur, se da inicio con la formación de la Cordillera Occidental de los Andes con sus elevaciones Cotacachi Imbabura pichincha Iliniza Chimborazo Soldados y la Cordillera Oriental de los Andes con sus elevaciones Cayambe Antisana Cotopaxi Tungurahua Altar y Sangay En una de las ramificaciones de la cordillera de los Andes ecuatorianos se encuentra una roca lisa de singular belleza denominada “el Ahuaca” así como las elevaciones cerro Colorado, Animuro, Huachingue .

No queda duda entonces que las primeras especies de seres vivos, especialmente los vegetales y las primeras especies de animales fueron cubiertas por sedimentos o material volcánico con el pasar de los años se transformaron en fósiles por la acción de minerales especialmente del silicio que con ayuda de corrientes fluviales se transformó en cristales. Fueron necesarios millones de años para que esta sustancia pueda cubrir y sustituir la forma y estructura del material orgánico. Un testimonio y claro ejemplo son las maderas petrificadas encontradas en el sitio Tierras Coloradas ubicado al pie del cerro Ahuaca. Sin lugar a dudas estas tierras después de haber sufrido transformaciones a causa de diferentes fenómenos físicos se estabilizaron y se transformaron en un escenario propicio para los primeros asentamientos de nuestros antepasados..

Describir con exactitud la prehistoria de América es imposible, especialmente, porque todas las naciones americanas carecían de una escritura, que con precisión hubiese trasmitido los hechos y las fechas históricas. Si uno que otro pueblo usaba jeroglíficos, estos por ahora no nos sirven de nada, porque faltan quienes nos interpreten su significación. Sin embargo, la ciencia a través de los estudios científicos de carbono catorce nos ha permitido determinar la edad de los objetos encontrados en los diferentes lugares, sean estos utensilios y armas de roca, objetos de arcilla , figuras de oro y ruinas. Esta información ha sido la base para edificar nuestra prehistoria pudiendo llegar a conclusiones válidas sobre la forma de vida, alimentación y rituales de nuestros antepasados.

Es indudable que al instante surjan un sinnúmero de preguntas:? En qué época vivieron nuestros antepasados¿,? Como se llamaban las agrupaciones humanas¿, ¿En qué lugar vivieron¿, ¿Qué lengua hablaron¿ y otras más. Sería fácil inventar historias que respondan a estas interrogantes, pero sólo serviría para oscurecer nuestra historia y perder nuestra identidad. Para responder a estas interrogantes he acudido a documentos confiables y a los resultados de diferentes investigaciones científicas que serán el soporte para estructurar cronológicamente nuestra historia.

A lo largo y ancho de lo que hoy es el Ecuador, especialmente en territorios de la Costa y del norte y centro de la Sierra, se han realizado importantes descubrimientos de ruinas, objetos cerámicos y metálicos y restos humanos óseos que han llamado la atención de investigadores, incluso los propios gobiernos de turno y la empresa privada han sido los gestores de las diferentes investigaciones que se han realizado con arqueólogos nacionales y extranjeros. Los resultados del estudio científico de estos objetos y restos a través de carbono catorce, han proporcionado datos importantes sobre la existencia de otras culturas denominadas Valdivia, Chorrera, Tolita, etc

Hablar de la Prehistoria en la provincia de Loja es aún más difícil. Teodoro Wolf al referirse sobre la prehistoria manifiesta que todo cuanto se hable de tiempos anteriores a la llegada de los españoles “ pertenece al mito y la fábula” y no serán más que conjeturas ingeniosas e hipótesis más o menos atrevidas que reemplazarán todavía por mucho tiempo, y quizás para siempre los datos históricos. Lo poco que se sabe se debe a los recientes estudios arqueológicos realizados y por los documentos escritos que dejaron los conquistadores españoles referentes a los indios y tribus dispersas que encontraron a su paso cuando se trasladaron al Cuzco así como cuando fundaron el centro poblado de la Zarza en los territorios de lo que hoy es la Provincia de Loja., bueno de eso nos ocuparemos más adelante.

Ahora me centrare en la Prehistoria de lo que hoy es el Cantón Calvas.

Llama la atención la escasa preocupación por la arqueología de Loja , Es en el segundo tercio del siglo XX que el Banco Central del Ecuador se interesa en investigar diferentes lugares de la provincia de Loja, para ello decide pedir la cooperación del Instituto francés Andino para que realice prospecciones arqueológicas en Catamayo, Catacocha, Cariamanga y Macará En esta investigación se hallaron diferentes restos cerámicos que fueron sometidos a carbono catorce para determinar su edad. Fueron sorprendentes los resultados, se comprobó científicamente que los restos encontrados pertenecen al periodo regional de Loja (500 años a.c a 500 d.c) y que esta cultura guarda relación con la cultura contemporánea del Cañar y con Cotosh y Piura en el Perú tanto en la morfología como en la decoración de la cerámica, que utilizaba pintura blanca sobre fondo rojo y las líneas eran dobles e incisas lo que la relaciona también con la vecina cultura de Jambelí en la Costa, estos datos se encuentran publicados en la enciclopedia del Arte Ecuatoriano Publicada por el Banco central Del Ecuador.

Estos hallazgos fueron la pauta para que el Banco Central del Ecuador en convenio con los estudios andinos reactive sus estudios arqueológicos en la provincia de Loja y Zamora a través del investigadores del Instituto Francés. Arqueólogo Jean Guffroy. Los primeros resultados de estos trabajos fueron publicados en idioma francés

Mi meta era ponerme en contacto con el mencionado científico para recabar los datos para formar una prehistoria basada en hechos científicos sin influencia de leyendas o imaginaciones, tuve suerte en localizarlo y en poco tiempo recibir la ayuda invalorable a través del envío de documentos desde Francia sobre los resultados del estudio arqueológico realizado en la provincia de Loja. Este estudio demuestra científicamente y por primera vez la presencia de asentamientos humanos en el sitio Trigopamba(VER FOTO)
TRIGOPAMBA FIG 1
El resumen del trabajo realizado por el arqueólogo francés Jean Guffroy dice textualmente.

“Después de la llegada de los primeros grupos humanos sobre el continente americano, hace probablemente más de 15.000 años, pequeñas bandas recorrieron los ambientes naturales, muy diversificados, que cubren este vasto territorio. Con el transcurso del tiempo, estos grupos se especializaron en la explotación de recursos particulares ( productos marinos en la costa, caza de los grandes mamíferos en las zonas más serranas, pesca y caza en el ambiente tropical amazónico, recolecciones de plantas salvajes en todas las zonas). Herramientas líticas de esta época fueron encontrados al norte de la provincia de Loja, en la sierra de Oña, donde vivieron hace unos 10.000 años un grupo de estos cazadores seminómados. Hasta el momento no se ha señalado huellas de este periodo en el Sur de la provincia, pero los vestigios correspondientes están siempre escasos y difíciles de encontrar. Por lo tanto, queda probable que el territorio - en la época probablemente muy boscoso - ubicado entre les ríos Catamayo y Calvas haya sido cruzado o ocupado por tales grupos en varios momento de esta temprana prehistoria.

Tampoco tenemos, hasta el momento, conocimientos seguros acerca de los primeros grupos de agricultores que se asentaron en este sector. En el valle más norteño de Catamayo/La Toma, la presencia de poblaciones sedentarias poseedores de una agricultura incipiente esta comprobada desde hace cerca de 4000 años (2000 años a.C.). Más luego, durante el primer milenio antes de nuestra era, estos grupos estaban integrados en redes de influencias y intercambios a larga distancia con las diversas sociedades contemporáneas. Es probable que estos primeros establecimientos se instalaron en prioridad en las zonas de mayor potencialidad agrícola y de más fácil acceso. El poblamiento de las demás zonas parece haber sido realizadas más paulatinamente a medida de los crecimientos demográficos. El hecho de no encontrarse sobre una vía natural de comunicación podría explicar también un cierto retraso del desarrollo local. No obstante, nuestros conocimientos quedan todavía muy escuetos y nuevos descubrimiento están por esperar

Los datos arqueológicos más detallados que tememos hasta el momento acerca del poblamiento prehispánico local provienen de una prospección sistemática realizada, en 1980, sobre una superficie de 20 km2 correspondiente a la parte alta de la Quebrada Trigopampa ( fig 1). Este sector, que pertenece a la parroquia de Cariamanga, abarca la vertiente norte del Cerro Ahuaca. El riachuelo de aguas permanentes corre hacia el este para formar el río Yunguilla, afluente de río Pindo. El valle bajo ubicado a 1600 m de altitud tiene un ancho que no sobrepasa 300 m. y está circundada por tres macizos principales que culminan entre 1800 y 2000 m. En esta zona la vegetación ha sufrido una muy fuerte degradación debida a la presencia humana con una cobertura vegetal compuesta de hierba raza y algunos arbustos espinosos dispersos. Solo el macizo ubicado al oeste se ha conservado una vegetación más densa correspondiente a una formación semidecidua de composición florística variada.

Este pequeño valle bastante aislado ha conocido una ocupación prehispánica al parecer no muy densa, aunque continua durante 1500 años (Fig.2).
FIGURA 2
Una primera tradición cerámica encontrada sobre un único sitio podría corresponder a una fase temprana del periodo de Desarrollo Regional. La fragmentación y escasez del material diagnostico no permite sin embargo una definición muy precisa de este componente. Es probable que estos vestigios corresponden a habitantes asentados en el lugar durante los primeros siglos de nuestra era.

Una tradición un poco más tardía esta presente sobre 8 sitios con una fuerte concentración en la parte central de la quebrada y una ocupación dispersa sobre las elevaciones cercanas al valle bajo. El material cerámico asociado, caracterizado entre otros elementos por la presencia de pequeñas ollas con decoración peinada (Fig.3), es muy diferente del material encontrado en los sectores más norteños de la provincia. Este hecho importante parece confirmar una cierta ausencia de relaciones con las regiones norteñas. Las comparaciones estilísticas parecen atestar la existencia de relaciones más estrechas con los pueblos establecidos en los valles más orientales (cuenca del Chinchipe y Marañón). Una figura de animal (murciélago ?) encontrada en la quebrada Trigopampa esta muy parecida a un fragmento proveniente de la región de Bagua en el Perú actual (Fig. 3). Otras relaciones podrían haber existido con los grupos asentados en el sector de la ciudad actual de Macara, lo que indicaría la posible existencia de un corredor de comunicación este-oeste siguiendo los cursos de los ríos Chinchipe, Canchis y Calvas. A esta tradición corresponde un fechado C14 de 1412+/-61 BP. Una calibración de aquella datación nos da una fecha probable comprendida entre los años 600 y 675 a.D. Estos vestigios que corresponden muy probablemente a restos de una casa quemada, podría fechar al final del periodo de Desarrollo Regional, marcado en toda la región por la llegada de nuevos grupos de probable origen oriental. Esta instalación que parece intervenir entre los siglos VII y VIII de nuestra era se acompaño verisímilmente del desplazamiento o aniquilamiento de los antiguos pobladores.
JEAN EN CUEVA AHUACA
imagen
El material del periodo posterior, llamado periodo de Integración (Fig.4), presenta características generales semejantes al material de la tradición “Palta" encontrado en Catamayo y Cariamanga. Está presente sobre 15 sitios dispersos en toda la Quebrada Trigopampa (Fig.1), con una equidistancia de entre 500 m y 1,5 km. Estos datos reflejan claramente una aumento de la densidad de población durante los últimos siglos que anteceden las sucesivas conquistas incaica y española.
CUEVA CERRO AHUACA
La mayoría de los datos que tenemos acerca de estas poblaciones provienen de los primeros viajeros y cronistas que cruzaron la región durante el siglo XVI. El análisis de estas informaciones parece comprobar la existencia de diversas tribus establecidas en zonas vecinas y pertenecientes a un mismo grupo lingüístico, aparentado con los idiomas Jíbaros actuales. La región de Cariamanga parece haber correspondido al asentamiento de un grupo llamado en los textos "Calvas" y distintos de los “Paltas” más norteños, así como de los “Malacates” y de los “Bracamoros” establecidos en la sierra y Ceja de montaña oriental. Estas sociedades, probablemente poco jerarquizadas, parecen haber tenido su independencia política relativa, con posibilidades de agrupación en caso de conflictos exteriores. Vivían en casas construidas en quincha (ahora llamada bareque), técnica conocida desde tiempos anteriores en la región. En la mayoría de los casos, estos establecimientos parecen haber correspondido a agrupaciones de carácter familiar, aisladas una de otra por varios centenares de metros. Sin embargo podría haber existido sitios más importantes en algunas regiones tal como Catacocha.

Se tiene pocos datos fiables acercas de sus creencias y modos de vida. Algunos grupos parecen haber practicado, tal vez tardíamente bajo la influencia de los Incas, la criadera de camélidos. El uso de la chicha como bebida parece haber sido también común entre ellos. Si bien el material cerámico presenta una cierta homogeneidad entre los diversos sectores, parece haber existido una mayor diversidad en cuanto a los modos de inhumación y ritos funerarios. Mientras en la zona de Catacocha, tal como en la cuenca del río Zamora, se conoce el uso de urnas funerarias, los grupos asentados más al sur , en Cariamanga, en la Cordillera oriental (Quilanga) y la cuenca del río Chinchipe han practicado sus entierros en abrigos naturales o bajo grandes bloques rocosos. La presencia de varios de estos sitios funerarios en las faldas del Cerro Ahuaca atestigua el rol fundamental que parece haber tenido este accidente natural en la fijación de una población importante en sus entornos. Según las creencias comúnmente difundidas en los Andes, fue probablemente considerado como un cerro sagrado.

La conquista de este territorio por los Incas interviene probablemente acerca del año 1470 y se traduce por la construcción de caminos, así como de varios sitios de funciones diversas (Tambos, Pucaras...). Estos establecimientos están más numerosos en la cordillera oriental (Taranza, Cachayacu, rio Blanco..) y hacia el norte y oeste de la provincia. Ninguno vestigio de claro estilo Inca apareció hasta el momento en la zona de Cariamanga“.

Es de agregar que aun se pueden observar en la parte posterior del cerro Ahuaca pequeños vestigios de los lugares que fueron utilizados como cementerio, son cuevas naturales tapadas o cubiertas con rocas pegadas con barro y paja, en algunas de estas rocas se ha podido encontrar algunos restos humanos y cerámicos, por lo general destruidos por la humedad del sector.

Este valioso aporte investigativo de Jean desde 1970 nos aclarar científicamente el panorama de nuestra prehistoria pudiendo concluir que los primeros asentamientos humanos en lo que hoy es Calvas se dieron en diferentes épocas, la primera época entre siglo V y VII a finales del periodo regional y a principios del de integración cerámica de decoración del peine, habitaciones en casa de bareque cubierta por hiervas, la segunda época el grupo calvas que se originó como fruto de una invasión de agrupaciones humanas cercanas especialmente del oriente periodo de integración ( VII - VIII ,en la época de los incas XV 1475 hasta la llegada de los españoles en el siglo XVI) fase de integración con cerámica similar a la de los Bracamoros, paltas lo que compartían varios rasgos culturales y un mismo idioma usaban los cerros como un lugar sagrado para enterrar los muertos

La conquista española, ocurrida en 1532, cambio radicalmente los modos de vivir. Mientras se nota la desaparición progresiva de los grupos indígenas en todo el sur de la provincia (por mudanza, desaparición, y mestizaje), la presencia de poblaciones indígenas en la parroquia de Cariamanga queda, sin embargo, señalada en los archivos oficiales hasta el siglo XIX.

Con esto queda demostrado que en los territorios de lo que hoy es el Cantón Calvas existieron asentamientos humanos pertenecientes al periodo regional de integración (500 años a.c a 500 d.c.). Como ya hemos dicho anteriormente sería irresponsabilidad asignar nombres a estas agrupaciones humanas o tribus sin haber evidencias confiables, peor aún se pueden asignar nombres a tribus que existieron antes de la llegada de los Incas.

PROTOHISTORIA

Al poco tiempo la población de estas tribus aumenta aunque en forma dispersa. .Años más tarde, en tiempos de los Shyris, aproximadamente en el siglo XII, estas tribus se agrupan y forman las naciones, provincias o pueblos.

Diferentes historiadores, nos hacen ver que en el siglo XV a partir de 1439, se produce la conquista de los territorios Shyris (o Chyris) por parte de los incas comandados por Tupác Yupanqui. La primera resistencia que recibe es la de los aborígenes que ocupaban la parte sur de lo que hoy es el Ecuador llamados Paltas, y que dieron paso a los invasores. Al respecto el Inca Gracilazo de la Vega en sus Crónicas Reales en el libro Octavo, capítulo V dice “Tupác Yupanqui fue a la provincia Cañari, y de camino conquistó la que hay antes, que llaman PALTA,..” Fácilmente se desprende que fueron los incas los que llamaron a los aborígenes de este territorio los PALTAS, por cuanto encontraron una fruta que los indígenas llamaban palta.

PRESENCIA ESPAÑOLA Y FUNDACIÓN DE CARIAMANGA

Pío Jaramillo al referirse a las afirmaciones hechas por Cieza de León en la Crónica del Perú capítulo LVI con respecto a los pueblos indios, llega a la siguientes conclusiones: “La provincia de los paltas se extiende desde el límite de los cañaris (en el río Jubones), en toda la extensión hasta limitar con la cordillera oriental, y por el occidente con los ríos Tumbes, Calvas y Macará.

También EL Sr. Jacinto Jijón y Caamaño, quien dedicó gran parte de sus actividades al estudio de la arqueología, en una de sus valiosas obras “Antropología Prehistórica de Ecuador” dice: ”Los Paltas y los Malacatos ocupaban la actual provincia de Loja y por el Sur llegaban hasta Jaén”.
Con estas aseveraciones se puede concluir que a la llegada de los españoles el territorio que hoy es la provincia de Loja estaba habitado por los paltas, incluso estaban desplegados hasta Jaén.

La población de los paltas era diferente a la jíbara denominada provincia de Bracamoros.(Pacamoros)

En la misma reflexión de Pío Jaramillo también nos permite conocer algunos nombres de los pueblos que conformaron la provincia de los paltas, dice: “ Y que a una y otra parte de la ciudad de Loja ”hay muchas y muy grandes provincias”, como la de los saraguros al Norte, y los paltas, calvas, gonzanamás, macarás y otras poblaciones”. Con estas afirmaciones queda establecido que CALVAS fue un pueblo que formaba parte del territorio de los Paltas.

: Tacamoros, Colaisacapies, Chinchangas, Tuchimines, Jimburas, Guangocollas, Colambos, Changaiminas, Purunumas, Quilangas

Para poder ubicar la trayectoria que siguieron los españoles en la conquista del Reino de Quito e identificar los personajes más sobresalientes en la fundación de Loja y Cariamanga dedicaré un espacio al Cáp. Alonso de Mercadillo.

Después de casi un siglo de apogeo Incario, en 1531 sale desde Panamá la expedición del español Cáp. Francisco Pizarro para conquistar territorios de Perú.

Cuando Atahualpa termina de conquistar el Incario, los conquistadores españoles lo asesinan en Cajamarca ( Perú). Pizarro se apodera del Tahuantinsuyo y reparte entre los suyos el cuantioso tesoro que entregó Atahualpa por su rescate. Francisco Pizarro y Diego de Almagro son los españoles beneficiados con las repartición de las tierras que realizó el Rey de España a través de las Cédulas Reales.

Cuando Diego de Almagro toma posesión de la ciudad del Cuzco, Pizarro se opone y protesta por cuanto considera que el Cuzco le pertenece a su dominio de acuerdo a lo entregado por el rey, en poco tiempo estalla la batalla y triunfa Pizarro.

El cronista Cieza de León en su libro”Guerra de las salinas” hace notar que en la batalla también participaron activamente su hermano Hernando Pizarro, Alonso Alvarado, Diego Rojas y Alonso de Mercadillo.

Era costumbre de los españoles después del triunfo de una batalla, recompensar a los capitanes de mayor prestigio otorgándoles la protestad para descubrir, conquistar y fundar ciudades. A mercadillo se le asigna entre 1538 y 1539 el descubrimiento de tierras ricas en oro y muy pobladas, emprende el viaje rumbo a la provincia de Capachos y una vez que llega permanece por siete meses apoderándose del maíz, ovejas y del oro e incluso quitando las mujeres a los aborígenes. Continúa el viaje en busca del metal precioso y llega a Mainas, en donde los indios le informan que más adelante hay una población con grandes riquezas llamada los Incaicingas. Sin esperar, Mercadillo arma la expedición y envía a su gente a la aventura. Al poco tiempo llegan al Marañón y al Amazonas en donde hallan riquezas y mucha gente, impresionados por el hallazgo, regresan para comunicar a Pizarro lo que han descubierto, pero es tarde a Pizarro lo llevaron preso por los abusos cometidos en sus viajes. Con las consideraciones de Pizarro pronto Mercadillo recobra su libertad.

Por estos mismos tiempos llegan los Clérigos Españoles Juan de Flandes Grijalvo, Hernando Martín de Cáceres, Juan Lozada Castro, Cristóbal de Ortegón y Benito Muñoz Cordero, al respecto Fray José María Vargas en la monografía de la Diócesis de Loja dice:
Las encomiendas de la Colonia Eran grandes sectores de tierra que se adjudicaban a personas españolas con determinado número de indios a su servicio, las encomiendas eran una recompensa a las personas que han participado en batallas y conquistas de pueblos indios, en sí la encomienda era una institución económica, social y religiosa que contribuyó a mantener a los indios organizados en pueblos, para la seguridad del tributaje, el encomendero y la facilidad de la enseñanza de la doctrina.


“De las concesiones otorgadas por Francisco Pizarro no consta sino la encomienda de CALVAS y CANGOCHAMBA que rentaba 3.500 pesos anuales a Hernando de Cáceres ”(uno de los clérigos españoles), lo que permite establecer que ya estaba establecido con Francisco Pizarro las encomiendas que llevaban el nombre vernáculo de las poblaciones indígenas.
Así los poblados Quechuas del centro y del sur oriente se formaron al calor franciscano y los del occidente y sur oeste al de los dominicos. Para que se hermanen con el panaco, llevaron semillas de café y de otras plantas: Fray Antonio Vásquez de Espinosa, Fran Tomás Ramirez, Fran Francisco Xaramillo, Fray Leandro Enríquez y los hermanos Fran Valentín y José María de Erique, siendo Valentín el fundador de San Pedro Mártir de Cariamanga. Esto se lo puede afirmar con el documento que reposa en la comuna de San Pedro(una copia tiene la Prof. Orfa Castillo J) que habla sobre la composición o fundación del pueblo de San Pedro Martír de Cariamanga con fecha de l717, en el que habla de las andanzas de los Caciques Consa y Masache y en el que se asigna a Fray Valentín de Erique como primer poseedor de la hacienda de Pizhinamaca

En esta época se crea un corregimiento de indios, una tenencia de corregimiento de españoles, a más de las encomiendas, mitas y un cabildo especial.

La administración de justicia para los indios fue negativa, fueron víctimas de atropellos por parte de los tenientes generales, los encomenderos tenían privilegios, abusaban y se enriquecían en forma ilícita a base del sacrificio y trabajo de los naturales.

En 1820 Cariamanga manifiesta su deseo de libertad ante los atropellos y explotación de los españoles y se manifiesta a favor de la Gran Colombia.



LA BATALLA DE PICHINCHA Y LA CREACIÓN DEL CANTÓN CARIAMANGA


A partir de l822 Cariamanga se pronuncia a favor de lo que fue el gran sueño de Bolívar, participa activamente en la campaña independentista aportando con dinero y provisiones así como animando y dando hospedaje cordial a las tropas libertarias bolivianas, peruanas chilenas y argentinas que venían desde el sur para unirse a las de Sucre. Cariamanga fue lugar de descanso y paso obligatorio para las tropas de Urdaneta y Santa Cruz.

Con fecha 18 de junio de 1822 el Ayuntamiento de Loja mediante ordenanza dispone el festejo de la gesta de la independencia. Cariamanga lo celebró con juegos populares.,una semana de toros de pueblo y representaciones dramáticas.

Como reconocimiento de los servicios prestados por Cariamanga y los demás pueblos para alcanzar la libertad, LA Gan Colombia y sus autoridades y el congreso decretan la ley de División Territorial que fue promulgada en Bogotá el 25 de Junio de 1824 la que divide al departamento del Azuay en cuatro provincias cuenca, loja, jaen de bracamoros y mainas . loja tiene por cantones a loja, zaruma, cariamanga y catacocha.

En 1826, la villa de Cariamanga y más territorios de lo que hoy es la provincia de Loja manifiestan su adhesión a la constitución bolivariana y forman el departamento de Loja conformado por las provincias de: Loja, Zaruma, Zamora y Yaguarzongo y de las villas de Saraguro , Catacocha y Cariamanga

INVASIÓN PERUANA

En 1828 en la invasión peruana comandada por La Mar, Cariamanga permaneció en pie de lucha sin abandonar sus tierras, ofreció ayuda y atención a los heridos civiles y militares y sobre todo participó activamente en los combates demostró su inclaudicable voluntad de ser pueblo libre, durante los días 5 y 6 de diciembre los habitantes de Cariamanga ante el poco número de soldados ecuatorianos se sumó a la lucha para frenar el paso de las tropas peruanas. El ejercito invasor a su paso destruyeron los campos, robaron y mataron e incluso bombardearon a la población sin tener ningún resultado

CREACIÓN DEL CANTÓN CALVAS

En 1830 el gobierno de la República del Ecuador RATIFICA LA CREACIÓN DEL CANTÓN CARIAMANGA realizada por la gran Colombia.

El 28 de Enero de 1859 ante el caos político del Ecuador, Loja y su provincia, Cariamanga se suma al movimiento federal lojano y constituye el gobierno provincial federal dirigido por el Dr. Manuel Carrión Pinzano.

En octubre de 1859, el gobierno federal de Loja, decreta la división territorial de la provincia de Loja en cinco cantones: Loja, CALVAS, Paltas, Zaruma y Jambelí, siendo CARIAMANGA la cabecera cantonal de Calvas.

(Según Pío Jaramillo) EN 1861 cuando el estado de Quito se separó de Colombia se dicta una nueva ley la que en el art 8 dice: la provincia de Loja consta de los cantones Loja, Paltas, Calvas, Zaruma y Jambelí y en su numeral 3º el cantón Calvas se compone de las parroquias Sozoranga, Cariamanga (su capital), Macará y Amaluza

EN 1861 en la presidencia de García Moreno, la CONVENCIÓN NACIONAL ratifica la creación del cantón Calvas y eleva a Sozoranga a cabecera cantonal de Calvas.

EL 14 DE OCTUBRE DE 1863 el Congreso DEVUELVE A CARIAMANGA la categoría DE CABECERA CANTONAL de Calvas.

CARIAMANGA EN BUSCA DE SUS DERECHOS

1882 Cariamanga se suma en la campaña de la RESTAURACIÓN NACIONAL DEL SUR hasta lograr el derrocamiento del dictador Ignacio de Veintimilla. Cariamanga colaboró con las tropas de la restauración es de resaltar en estas tropas la presencia del cariamanguense El coronel Eliseo Paz.

El 15 de junio de 1895 Cariamanga fue la primera ciudad de Loja a favor del gobierno liberal, .la capital provincial se pronuncio favorablemente el 16 de junio, en reconocimiento a esto el 25 el jefe civil y militar de Loja Sr. Manuel Benjamín Cueva, Benjamín Cevallos envía unas comunicación al jefe político del cantón Calvas felicitando al pueblo de Calvas por el pronunciamiento a favor de la causa nacional. Aquí sobresalen dos luchadores cariamanguenses , el coronel Eliseo Paz y el Cáp. Moisés Oliva.

El 9 de julio de 1925 el cariamanguense coronel Moisés Oliva participo en la revolución juliana que derrocó al Dr. Gonzalo Córdova, quien en días posteriores formo parte del gobierno provisional que se formó con dos civiles y dos militares.

3 de agosto de1931 por iniciativa de Calvas se reúnen los cantones fronterizos (Calvas, Gonzanamá, Celica, Macará, Amaluza, Paltas, Sozoranga y Alamor) en el primer congreso departamental del sur dirigido por el Dr. Juan de Dios Maldonado paz para reclamar al gobierno el dinero y apoyo para la realización de obras y para exigir la presencia de representantes del sector al congreso nacional. para que defiendan los derechos del sector. Como consecuencia de este reclamo en los comicios de 1932 salieron elegidos dos diputados, los doctores Maldonado Paz por Calvas y Gonzanamá y Enrique Aguirre en representación de Celica y Paltas, estos diputados consiguieron el libre intercambio con Perú y recursos económicos para la construcción de un local.

CARIAMANGA EN EL 41

EN 1941Cariamanga formó una JUNTA PATRIOTICA dirigida por el Sr. Dr. florentino Muños que a más de colaborar en la transportación de material bélico, de prestar atención a los heridos, de dar la alimentación y construir en el mes de julio una pequeña pista de aterrizaje cerca del Ahuaca, lucha incansablemente para frenar la arremetida de las numerosas tropas peruanas desde Macará hasta Loja y así defender con dignidad la soberanía nacional. De nada sirvieron los bombardeos que hicieron los peruanos sobre la ciudad, Cariamanga siempre estuvo unida.

LA EPOPEYA DEL CENEPA

1995 Cariamanga al conocer sobre el nuevo conflicto con el Perú, se organiza la población civil a través del comité de barrios para apoyar al ejercito nacional y se realiza la maratón de la unidad nacional para recaudar dinero y alimentos. Incentivado el pueblo de Cariamanga por la valentía de los soldados que luchaban incansablemente en el Cenepa y por los mensajes de los diferentes artistas que se presentaron, acudían niños jóvenes y adultos a depositar su ayuda hasta el parque central. Los fondos fueron distribuidos para la adquisición de medicinas, utensilios, vituallas y material de apoyo para los soldados que estaban en las trincheras de la frontera. El comité de Barrios en coordinación con el municipio de Calvas y la jefatura política ante la dificultad de los soldados de proveerse de agua y de comunicarse con otros destacamentos se les dotó de un sistema de agua entubada para los destacamentos de Taparuca y San José y una línea física de comunicación de San José a Taparuca y Usaime, es de resaltar que para el tendido de la red telefónica y de agua trabajaron los campesinos de cada lugar. De igual manera se entregaron recipientes especiales para suministrar agua a los soldados ubicados en los puestos de Sabiango y Macará. El comité distribuyó alimentos a los soldados en los diferentes puestos del ejercito en la frontera así como a los campesinos que permanecieron siempre en sus tierras. Los campesinos de Usaime Pasayal San José y otros sectores distribuyeron agua a los soldados que se encontraban en lugares distantes. Los artistas de Cariamanga fueron un apoyo moral para los soldados que se encontraban en las trincheras en plena línea de fuego, siempre llegaron con mensajes llenos de patriotismo. De igual manera la curia en coordinación con diferentes agrupaciones se hicieron presentes llevando alimentos y vituallas. Es de resaltar que las movilizaciones se coordinaron con la policía nacional .

Cariamanga como nunca antes se volcó a las calles para formar parte de la gran marcha de respaldo al ejército nacional. niños jóvenes y adultos, hombres y mujeres todos unidos marcharon por las calles de Cariamanga hasta llegar al B. I. 20 Cáp. Díaz para manifestar su respaldo a las autoridades militares y a los soldados que llegaban de diferentes partes del País. Cariamanga cumplió con la sentencia ECUADOR NI UN PASO ATRÁS. Finalmente Cariamanga rindió homenaje a quienes ofrendaron su vida por defender el suelo Patrio especialmente a nuestros héroes.